651 181 144

sat.hari.zrgz@gmail.com

Top

Después del Retiro hacia la Confianza…

Conciencia, orden y belleza / Sin categoría  / Después del Retiro hacia la Confianza…

Después del Retiro hacia la Confianza…

Una preciosa experiencia de retiro: el poder de la Confianza

Quisiera compartir la experiencia del Retiro hacia la Confianza que se llevó a cabo hace unos días en LaCasaToya (Aluenda, Zaragoza).

Hace poco, en unas jornadas sobre Psicología Transpersonal y Espiritualidad a las que asistí en Tudela, uno de los conferenciantes citó a una de sus maestras que, en una ocasión, le dijo: “Enseñamos lo que necesitamos.” Me pareció una frase muy cierta y de una humildad necesaria cuando te vas a poner delante de un grupo de personas que ha confiado en ti, personas que puede que ni te conozcan y que se han lanzado a la aventura de asistir a un retiro que organizas.

Había impartido unos cuantos intensivos ya pero este era el primero en formato retiro con el tema precioso de la Confianza y, claro que sí, el retiro en sí era mi apuesta por poner la confianza en lo que puedo ofrecer en voz alta y clara. ¡Qué atrevimiento! Jejeje. Y es que debemos atrevernos.

La experiencia fue preciosa en muchos aspectos. Entre las personas que asistieron había alumnas/os, amigas/os y dos mujeres valientes que no me conocían. Observar que lo que has trabajado durante tanto tiempo resuena en otras personas, que las enseñanzas se transmiten a través de ti y hacen lo que tienen que hacer, es un regalo en sí mismo.

La entrega confiada

En lo referente a las enseñanzas de Kundalini Yoga, (una vez preparado el trabajo) tenía claro que mi función era entregarme con humildad a ser canal de la Cadena Dorada;  el resto lo haría la propia enseñanza, que mostró a cada cual exactamente lo que necesitaba observar.

Respecto al trabajo terapéutico Transpersonal y con Dibugrama Interior ocurre algo parecido; cuando has experimentado tantas veces (como alumna/asistente/acompañada) que lo transpersonal te atraviesa y se manifiesta tal como necesitas, una vez que estás al otro lado sosteniendo el intensivo es otra entrega, una manifestación de plena confianza.

Se trata de que haya un compromiso y un reconocimiento profundo a lo que Es, a lo que Somos. Y cuando te ofreces a ese Campo, a ese Espacio Sagrado, lo que ocurre trae informaciones y certezas muy valiosas para las personas que tienes delante (¡y para ti misma!) incluso si en algún momento fugaz dudas de si tal dinámica habrá salido bien o no.

Lo que ocurre siempre es Perfecto. Mantenemos una oreja dentro y otra fuera.

Espacio sincero

Escribo esta entrada del blog desde este espacio sincero, porque siempre he agradecido la sencillez y el reconocimiento de que Tú y Yo Somos Lo Mismo. Sé que, aunque en esos momentos una parte de mi esté en el papel de organizar, de marcar límites y horarios (y adaptar a lo que se dé), lo que hago principalmente es acompañar, y éste es un regalo precioso por el cual me siento profundamente agradecida.

Para todas las personas que estuvimos allí fue un crecimiento, algo bonito que nos regalamos y que necesitábamos experimentar para sentir palpitar nuestra Confianza.

Escribo así también para todas aquellas compañeras y compañeros que todavía piensan “no estoy preparada/o”. Sí lo estás, deja de hacer caso a esa voz interna que dice ‘nunca es suficiente’. Vimos que buena parte de la Confianza es hacer. ¡Lánzate! Si sale es perfecto, si no sale también. En ambas opciones aprendes y ambas son valiosísimas.

Confianza y observación de las propias emociones

El trabajo con la Confianza puede ser abordado desde diversas vivencias y recuerdos pero también es un compromiso de Presencia y Acción en el momento presente. Confiar implica observar las posibles causas y también tomar decisiones y lanzarte a la acción, dejar la pasividad que nos mantiene seguras/os y escondidas/os en un rincón de nuestra mente y empezar a ser visibles.

Durante el Retiro surgieron aportaciones y debates muy interesantes. Uno de los aspectos a tener en cuenta respecto a la acción es que no es responsable llevarla a cabo desde la activación o reacción emocional. Cuando las emociones están ‘en todo lo alto’ nuestra intuición no puede mostrarse. Esto significa que nuestro Ser, nuestra parte maestra profunda, sólo puede mostrarse en la ecuanimidad y amabilidad que nos aporta la meditación, en la intimidad y sinceridad del silencio.

‘Act, don`t  re-act’ Yogi Bhajan

Práctica de la meditación: un amor radical.

La práctica de la meditación es fundamental para que podamos observar, sentir, darnos cuenta de si esto que siento es mío o no, qué me refleja esta situación, qué quiere decirme esta reacción emocional, qué me muestra el otro, etc. Siendo humildes no podemos permitirnos la reacción pura y dura, porque ésta nos lleva al sufrimiento (y puede que a los demás también).

Observando sin juicio reconocemos el papel que jugamos y el que juega el otro, podemos observar tomando un poco de distancia. Ésto nos ofrece una perspectiva más amplia, nos da más información y, como consecuencia, podemos dar una respuesta consciente.

Durante el Retiro surgió oportunamente una frase de Jon Kabat Zinn:

“Es necesario un acto radical de amor

para sentarte y permanecer un rato

en silencio contigo misma/o.”

¿Te atreves a amarte radicalmente, desde y hasta la raíz? Sólo depende de ti. 🙂

PRÓXIMAS ACTIVIDADES:

Meditación: un acto radical de amor (taller de 2 horas).

Sábado 31 de marzo, de 10:00 a 12:00.

Lugar: Musikare, Calle Cantín y Gamboa, 24 local.

Precio: 15€

Info e inscripciones: 651 181 144 (llamada o WhatsApp) o  patricia.lamborena@gmail.com

Más información y servicios de acompañamiento terapéutico:

Terapia Transpersonal

Dibugrama Interior

Patricia

No Comments

Post a Comment